Spread the love

Almendra

Son semillas bastante versátiles, ya que propiedades nutritivas excepcionales y constituyen parte indispensable de la dieta diaria.

Solo un puñado de almendras (aproximadamente 1 onza) contiene una octava parte de nuestras necesidades diarias de proteínas.

La fruta de es una drupa y no se considera nuez. La cubierta  externa es una capa bastante gruesa, gris, con un exterior muy suave (o casco), dentro del cual se halla la cáscara, que es característica leñosa y muy dura. Dentro de dicha cáscara se encuentra la semilla, que es la comestible. Puede haber una o dos semillas.

Una vez está madura, la fruta se separa el casco de la propia cáscara y cae del árbol la fruta.

El almendro es un árbol de tamaño mediano que lleva flores rosadas y blancas fragantes. Al igual que sus primos, los melocotoneros, los cerezos y los albaricoques, el almendro da frutos con semillas (o hoyos) como piedras. La semilla de la fruta de la almendra es lo que llamamos la tuerca de la almendra. 

Las almendras cuentan con un impresionante perfil de nutrientes. Una porción de 1 onza contiene:

  • Fibra: 3.5 gramos.
  • Proteína: 6 gramos.
  • Grasa: 14 gramos.
  • Vitamina E: 37% del requerimiento diario (RD).
  • Manganeso: 32% del RD.
  • Magnesio: 20% del RD.
  • También contienen una cantidad decente de cobre, vitamina B2 (riboflavina) y fósforo.
  • Esto es todo de un puñado pequeño, que suministra solo 161 calorías y 2.5 gramos de carbohidratos digeribles.
  • Las almendras también tienen un alto contenido de ácido fítico, una sustancia que se une a ciertos minerales y evita que sean absorbidos.
  • Están llenas de vitaminas, minerales, proteínas y fibra
  • Aumenta los niveles de vitamina E en el plasma y los glóbulos rojos, el cual es un poderoso antioxidante que protege a las células ante el daño a diario y evita la obstrucción de las arterias por la oxidación del colesterol, reduciendo los niveles del mismo. La vitamina E también reduce el riesgo de parecer Alzheimer.
  • Podrían reducir potencialmente el riesgo de cáncer.
  • Mejoran los niveles de lípidos en la sangre y son buenos para el corazón. Además disminuyen la presión arterial, lo cual es favorecedor en pacientes hipertensos.
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre, debido a su contenido de magnesio, que representa casi la mitad de la cantidad diaria recomendada en solo 2 onzas de almendras. En los diabéticos el magnesio está muy bajo; cuando se les coloca como suplemento se observó mejoría en la resistencia a la insulina.
  • Ayudan a controlar el peso, Pues tienen muy pocos carbohidratos y abundantes proteínas y fibra, que ayudar a tener sensación de saciedad por más tiempo. Lo cual se traduce en la reducción del consumo de calorías.
  • No deben consumir demasiado personas con riesgo de padecer cáncer de próstata o con un análisis dudoso de antígeno prostático, ya que la elevación de la vitamina E aumenta el riesgo de padecer de cáncer de próstata.