Spread the love

7 frutas que TIENES que incluir en tu dieta

El cuerpo humano tiene un requerimiento energético diario de 1600 a 2100 kcal/díapara un hombre promedio de 70 Kg, que resulta necesario para que se den las funciones vitales del organismo. Dicho requerimiento es expresado en kilocalorías por día y son adquiridos a través de distintos tipos de alimentos como: verduras y hortalizas, que nos aportan carbohidratos absorbibles (fructosa) o no absorbibles (fibra); carnes y huevos, que representan las proteínas, vitaminas y grasas;  y las que menos importancia tienen en la mayoría de los hogares actualesLAS FRUTAS, que aportan minerales, vitaminas esenciales, carbohidratos (glucosa, fructosa y sacarosa) y grasas (solo en frutos secos).

Una de las razones por las cuales las frutas se han dejado de últimas en cuanto a prioridades de consumo es debido a normas y hábitos culturales que las encuentran “no tan necesarias”, e incluso por la baja disponibilidad de estas en muchas comunidades.

Es necesario que día a día crezca la idea de la importancia del consumo de frutas en la consciencia colectiva, y sea parte del hábito nutricional de cada mesa familiar. Su importancia radica en su constitución, pues estas contienen esencialmente potasio que es el ion intracelular más abundante, vitamina c, que es altamente antioxidante y favorece el proceso de cicatrización, fructosa, que es una fuente de energía rápida por su absorción casi inmediata, fibra, que favorece la digestión y depuración, y antioxidantes.

Frutas recomendadas para tu dieta

Sandía

La sandía compuesta por aproximadamente un 93% de agua, es muy buen antioxidante debido a los licopenos y permite la depuración de toxinas. Debido a la gran cantidad de agua se pueden consumir porciones muy grandes sin que las calorías se eleven en gran medida, lo cual favorece la sensación de saciedad y por tanto a perder peso.

Sandía, también conocida como patilla.

Arándanos

Son conocidos por ayudar en la prevención de cáncer, enfermedades del corazón y amnesia debido a su gran poder antioxidante, el cual neutraliza el daño producido por los radicales libres a nuestro ADN y está asociado con una disminución significativa de colesterol LDL, mejor conocido como el COLESTEROL MALO.

arandanos

Las podemos añadir a nuestro cereal favorito o incluso agregar a un yogurt, junto a unas deliciosas fresas.

Naranja

Una sola de estas aporta casi toda la Vitamina C requerida para un día, posee potasio y herperidina, conocida por reducir los niveles de colesterol.

La vitamina C interviene en la producción de colágeno, por lo cual previene el daño a la piel y el envejecimiento prematuro de la misma.

¡Entonces comer naranja de vez en cuando ayudará a que no te llamen señor o señora tan pronto!

La podemos consumir como fruta directamente, en jugos, en ensaladas e incluso como aderezo.

naranjas

Kiwi

Es una fruta rica en vitaminas A, E y C, calcio, magnesio, potasio y fibra. Ayuda en la regulación del metabolismo de los temidos carbohidratos y además tiene fibras solubles que favorecen la reducción del apetito.

Kiwi

Manzanas

Constituyen una fuente importante de fibra, que ya sabemos ayuda muchísimo a la digestión, aproximadamente un 15% del requerimiento diario de Vitamina C. La piel o corteza contienen quercetina y ácido ursólico, que son antioxidantes que reducen considerablemente la inflamación, es protector contra cardiopatías y favorece la pérdida de calorías, pero OJO, no consumas tantas, porque recuerda que igualmente contienen fructosa, que en exceso se acumulan como grasa.

La puedes cocinar y hacer pie de manzana, hacerlas pure, agregarlas al confiable yogurt con unos melocotones, en batidos con canela y frutos secos.

Mazanas

Plátano, banana, guineo o cambur.

Este fruto es uno de los más consumidos a nivel mundial debido a su agradable sabor y alta carga de potasio, que favorece la disminución de la presión arterial y a mantenerla en niveles normales, garantizando un adecuado funcionamiento cardiovascular. Estos además poseen almidón resistente, que nos brinda saciedad y estimula el metabolismo.

Es muy utilizado como barras energéticas naturales pre o post-entrenamiento.

Se pueden realizar batidos energéticos, en una tostada, en panqueques o en rodajas con frutos secos.

Plátano, banana, guineo o cambur

Toronja o pomelo

Poseen abundante fibra y da sensación de saciedad, por lo cual es efectivo consumirla previo a una comida. Su alta carga de vitamina C disminuye los síntomas del resfriado común.

Es una fuente de flavonoides, como la hesperdina, que eleva el colesterol bueno (HDL) y disminuye el colesterol MALO (LDL).

Se consume en jugos, a la parrila, en ensaladas o en cocteles.

toronja o pomelo

Después de leer todo esto de seguro te provoca una rica y abundante ensalada de frutas ¿no?